SVE de Nerea Franco en Bangor

voluntariaa-nereaaa-iijComo valoración final sobre el SVE puedo afirmar que esta experiencia me ha servido para aprender muchas cosas tanto a nivel personal como profesional.

Empezando por algo tan simple como es la convivencia. Vivir y respetar a personas de diferentes nacionalidades, culturas y edades. Durante este periodo de seis meses he aprendido a ser más tolerante, más flexible, a ser más paciente, y a abrir más mi mente.

He aprendido nuevas recetas de cocina: italianas, alemanas, irlandesas… al mismo tiempo que yo he ensañado recetas españolas. Hemos compartido experiencias e inquietudes, debatido sobre cuestiones políticas, derribado muchos clichés, hemos compartido nuestras costumbres y hemos hecho partícipes de ellas a los demás.

He de reconocer que a veces la convivencia no fue fácil porque hay personas que son muy difíciles de llevar, con un comportamiento extraño y poco cívico que me hacía plantearme quizás la necesidad de valorar psicológicamente a los voluntarios antes de ser seleccionados.

Por otra parte, el trabajo desarrollado en el vivero ha sido muy satisfactorio. Como estudié Ciencias Ambientales y la naturaleza y el trabajo en el campo me gustan mucho creo que he aprendido cosas muy útiles para mi futuro. Como por ejemplo todos los nombres de los árboles que allí se cultivaban, saber reconocerlos por sus hojas o frutos, el tratamiento que las semillas necesitan para germinar exitosamente, y muchas cosas más.

Además me dieron la oportunidad de participar en otros proyectos. Me plantearon la posibilidad de elaborar y dirigir un proyecto de Educación Ambiental en un colegio, donde pude aplicar mis conocimientos sobre medio ambiente y educación algo que fue muy gratificante y que tuvo una buena acogida. También hice algo de trabajo de oficina como hacer entrevistas a otros voluntarios españoles. Todo esto me sirvió para poner en prácticas mis conocimientos y adquirir mayor experiencia en otras áreas.

En cuanto a los aspectos negativos no tengo nada que decir de la Organización de Envío, pues me he sentido respaldada por ellos en todo. En cambio de  la Organización de Acogida destacaría algunos aspectos negativos que creo debería mejorar. Como es la falta de gestión e implicación sobre los problemas surgidos durante la convivencia y la tardanza por solucionar problemas caseros tan simples como comprar una bombilla.

Para ir acabando, sólo me queda decir que en su conjunto esta ha sido una gran experiencia que si pudiera la volvería a repetir sin ninguna duda y la cual recomiendo al cien por cien. De hecho estoy animando a todos mis amigos y conocidos que ahora mismo están parados o quieren hacer algo diferente.  En resumen, estoy muy contenta de haber decido participar en el Servicio Voluntario Europeo.

premio -iijPremio “Star of Future” recogido en el Parlamento de Londres
Facebook Comments
Compartir

Deja un comentario

Translate »
Newsletter Powered By : XYZScripts.com